miércoles, 23 de octubre de 2013

Vuelo de dragona

Una hermosa dragona roja planeaba por encima de un tren, sus escamas a 285 por hora. Quién le iba a decir que viajaría así de rápido en el sueño de un pasajero. De repente su vuelo tembló y con estupor comprobó que sus alas comenzaron a transparentarse.

La dragona las batió con furia mientras un ruido en el vagón despertaba al pasajero de su sueño y el resto de su cuerpo se desvanecía. Iba a desaparecer para siempre. 

Y sin embargo, un instante antes de que su última escama se borrase, una niña miró la línea del horizonte a través de la ventana del vagón de cola. Al principio confusa y luego entusiasmada, descubrió el cuerpo rojizo y poderoso de una dragona volar en paralelo al tren. 

La madre le ofreció unos auriculares a la niña. 

–Pareces aburrida, ¿no prefieres ver la película que ponen? 

Entonces la dragona arrojó un beso de fuego e hizo sus mejores piruetas. 

–No. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada